Nesta web as cookies son utilizados para fins estatísticos para optimizar a función e, así, proporcionar contidos adaptados aos seus intereses. Se preme "continuar" , concordas con estas condicións. Máis información.

Populares de Pontevedra

  • 1
  • Domínguez sostiene que la planta de compost no será en A Canicouva, aunque el Concello haya alquilado los terrenos por 20 mil euros anuales desde 2015: “Ellos sabrán por qué pagan”

    • El presidente en funciones del PP de Pontevedra, Rafa Domínguez, ha detallado que se trataría de una planta de triaje, donde se clasificarían todos los residuos, pero “no se puede construir allí por imposibilidades técnicas y administrativas”
    • Las características de los camiones que se utilizarían, la tipología del suelo, los accesos a la futura planta, la energía que exigiría el proceso, entre otros, hacen imposible la puesta en funcionamiento de la instalación en A Canicouva
    • “En 7 años, el BNG solo se ha movido para pagar 20.000 euros al año de todos los pontevedreses por unos terrenos en los que sabían que no se haría nada. La finalidad no es hacer esta planta, es pagar a una comunidad de montes”

     

    Pontevedra, 4 de mayo de 2022.- El presidente en funciones del Partido Popular de Pontevedra, Rafa Domínguez, ha explicado este miércoles los motivos por los cuales la planta de compostaje prevista por el Concello en A Canicouva no se podrá llevar a cabo en esa localización, a pesar de que el Ayuntamiento haya pagado 20.000 euros anuales desde 2015 por el alquiler de los terrenos. En primer lugar, Domínguez ha detallado que se trataría de una planta de triaje, no de compostaje, lo que implicaría que toda la basura de la ciudad se llevaría a la instalación, donde se separarían los residuos y solo la materia orgánica se trataría allí.

    “La gente debe saber que quieren construir este tipo de planta en una zona rural, cercana a un espacio verde como A Fracha, con el paso de decenas de camiones de gran tonelaje por allí y con los olores que desprenden los mismos. Dudo que a alguien le parezca un buen sitio”, ha dicho Domínguez. Después de la clasificación de los residuos, “decenas de camiones tendrán que llevar el papel, plástico y vidrio a Sogama, lo que generaría un tránsito de vehículos de gran tonelaje constante”.

    Pero el popular ha querido repasar con detalle cada uno de los puntos que confirman que desde 2015 “el Concello ha estado pagando 20.000 euros al año por diez hectáreas que jamás utilizarán”, ha proseguido el popular, que se ha preguntado por qué se han alquilado diez hectáreas de zona verde cuando solo se utilizaría una.

    Sobre los motivos que confirman que no se hará la planta en A Canicouva, en primer lugar: el suelo. “El suelo alquilado es suelo rústico forestal, lo que es incompatible con una planta de las características que proponen. Tendría que ser un suelo urbanizado programado. Se podría hacer de forma excepcional el cambio de suelo rústico forestal a urbanizado programado, pero sería excepcional su concesión”, ha dicho el popular. “A día de hoy, después de 7 años, el Concello no ha iniciado ni un único papel para este cambio de suelo”.

    Segundo, los accesos, los cuales “no son suficientes para el tamaño y el número de camiones que van a tener que subir hasta A Canicouva: “La carretera tendría que tener un mínimo de 7 metros, pero los óptimos serían 8 o 9, para que los camiones puedan circular. Para ampliar esa carretera es necesaria la expropiación de los límites a los lados de la carretera. Si los límites fueran a ambos lados de la Comunidad de Montes podría realizarse una cesión, pero no es así. Va a obligar a iniciar expropiaciones a particulares a ambos lados de la misma, así como un plan de mejora del firme, pues en estos momentos no soporta el uso frecuente de camiones de gran tonelaje, los cuales sobrepasan las 30 toneladas”, ha explicado el popular.

    Además, Domínguez ha hecho referencia a la seguridad en esta vía. “Somos conscientes de que hay muchos senderistas y ciclistas en la zona. ¿Quiere el señor Raimundo que los usuarios de estos caminos se encuentre con un camión de este tipo tras una curva en medio de la nada y con poca visibilidad?”. El popular también ha insistido en que había que iluminar todo el vial para poder conducir de manera segura, “lo que rompería con el ecosistema con una notable contaminación lumínica y acústica”. 

    “A día de hoy, después de 7 años, no se ha movido ni un papel para las expropiaciones ni se ha informado a los vecinos. Aunque el señor Raimundo ha dicho que eso depende de la empresa, todo el mundo sabe que las empresas no tienen capacidad para expropiar”, ha proseguido.

    Tercero, la energía que demanda este proceso. “Una planta de basuras de ese nivel tiene una demanda de energía muy elevada. Sería necesaria llevar una torre de energía de media intensidad. El señor Raimundo ha llegado a decir que con generadores en alguna ocasión bastaría, lo que es inviable. A día de hoy, después de 7 años, el Concello no ha movido ni un papel para construir una torre de energía en A Canicouva”.

    En esta línea, Domínguez ha añadido que para esta planta se necesitaría una autorización tras analizar el impacto ambiental de la instalación. “A día de hoy, después de 7 años, tampoco se ha solicitado este estudio a la Xunta de Galicia”, ha proseguido Domínguez, que ha añadido que existe un plan firmado entre Ecoembes y Sogama para construir once plantas de compostaje, “algo que resultaría mucho más barato y ecológico a los pontevedreses”.

    “En 7 años, el Concello solo se ha movido para pagar 20.000 euros al año de todos los pontevedreses por uno terrenos en los que sabían y saben que no se va a hacer una planta de compostaje. ¿Y por qué? Porque la finalidad no es hacer ninguna planta, la finalidad es la pagar 20.000 euros al año a una Comunidad de Montes. Ellos sabrán por qué”, ha rematado el popular.